Mostrando entradas con la etiqueta hibisco. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta hibisco. Mostrar todas las entradas

lunes, 16 de abril de 2018

Mascarilla Capilar de Coco e Hibisco

Ufff!!!! Tenía muy abandonado el blog. Después de las vacaciones con la vuelta al cole y otras complicaciones quedo apartado y entras en una rueda que da pereza arrancar y lo dejas a un lado. Así que me he plantado y aquí estoy retomando el camino. 
La verdad es que tampoco he estado parada, como siempre, metiéndome en nuevos proyectos que poco a poco iré mostrando.
Comienzo con una mascarilla para el cabello. Con el champú sólido estoy muy contenta y tengo el pelo muy bien, con tendencia grasa pero muy controlado. Con la llegada de la primavera he decidido darle un extra de nutrición y que mejor que una mascarilla. 
Como he dicho en alguna otra ocasión, lo que más me gusta de estas mascarillas es que dejan el pelo suelto, sin apelmazar y se aclaran estupendamente, algo que no he conseguido con las comerciales que acababan en un rincón del baño sin utilizarlas porque me dejaban el pelo apelmazado y sucio.

Esta es muy sencilla, con aceite de coco, el aceite del cabello por excelencia, nutre, limpia y da brillo y cuerpo. Acababa de hacer un champú de shikakai y mora, así que aproveché la infusión de rosas e hibisco que le da ese precioso color (no, no es fruto del photoshop), proteínas de arroz, que fortalecen y dan volumen, el acondicionador BTMS, una cera vegetal que desenreda y suaviza la fibra capilar. Un aroma veraniego de la fragancia moorea de AZ y voilá!!! una fragante mascarilla para nutrir mi pelo. 
No hace falta mucha cantidad y en las puntas, aunque como no tengo el cabello muy largo es más complicado, pero la ventaja es que no engrasa y se aclara muy bien, por lo que no hay problema.

domingo, 29 de junio de 2014

Crema Corporal de Hibisco y Nuez


Ya le tenía yo ganas a esta crema. La formulé hace tiempo y no había podido hacerla. Ha quedado con un precioso color, una textura suave, untuosa y un aroma que me encanta....
No lleva muchos ingredientes, a veces menos es más.
La manteca de karité es emoliente que protege de la radiación solar y la intemperie, proporciona una textura suave y aterciopelada a la piel. Además ayuda a la cicatrización de irritaciones superficiales, quemaduras leves y cortes. Calma las pieles irritadas y con ezcema..El aceite de nuez tiene un elevado contenido en vitamina E, por lo que tiene propiedades nutritivas, antioxidantes y antienvejecimiento. También protege de los rayos solares y alivia las quemaduras solares. Es rico en minerales y ácidos grasos poliinsaturados que poseen propiedades antiinflamatoria. Es ideal para  pieles secas y escamosas, calma las pieles irritadas con dermatitis y psoriasis. 


Con infusión de caléndula, manzanilla e hibisco, que le proporciona el color además de ser también calmantes, hidratantes y antioxidantes. Le he añadido urea que hidrata y ayuda con la hiperqueratosis, lo que le proporciona a la piel una textura suave y aterciopelada. 
El aroma delicado se lo proporciona la fragancia de madreselva, azahar, vainilla y a.e. de citronela.
Supongo que el color con el tiempo se vuelva más marrón...es lo que tiene utilizar un colorante natural.
PD: Tengo que decir que después del tiempo no cogió color marrón, siguió con ese estupendo tono rosado.


Ingredientes: manteca de karité, aceite de nuez, infusión de caléndula, manzanilla e hibisco, cera lanette, urea, alcohol cetílico, fragancias de madreselva, azahar y vainilla, a.e. citronella, sharomix