Mostrando entradas con la etiqueta desodorante. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desodorante. Mostrar todas las entradas

martes, 26 de mayo de 2015

Desodorante Natural en Barra

Después de oír todo lo que se dice de los desodorantes comerciales la verdad es que a una se le ponen los pelos de punta. Llevo bastante tiempo utilizando el desodorante natural que yo hago y estoy encantada. Y no solo yo. 



Una variante son los de barra de toda la vida, como este. Con aceite de coco fraccionado o caprylis, es un aceite seco que no deja película grasa, lo que le hace ideal para el desodorante, se absorbe muy bien y mejora la penetración de los activos, en este caso farnesol, un compuesto natural que deja transpirar la piel pero inhibe el crecimiento de las bacterias causantes del mal olor. Para más sensación de frescor los aceites esenciales de menta y lavanda.


Ingredientes: aceite de coco fraccionado, ácido esteárico, activo farnesol, a.e. menta, a.e. lavanda.

viernes, 8 de mayo de 2015

Pasito a Pasito

Y siguiendo con el cuidado de los pies, los grandes olvidados en la mayoría de las ocasiones, llevo tiempo proponiéndome hacer esta crema, pero unas por otras la crema sin hacer. 
Ya he hecho un bálsamo y tenia ganas de probar una crema.



Una crema para cuidar los pies, con aceites ricos para nutrirlos y evitar la sequedad, grietas y tiranteces que tantas veces aparecen: manteca de karité, aceite de ricino y almendras.
Para una hidratación adecuada áloe vera y urea que es queratolítico y evita los talones resecos y agrietados.
El olor y el exceso de sudor lo evitamos con la salvia, bacti-pur, un antibacteriano y desodorante de origen vegetal, que junto con los aceites esenciales de cedro, limón, tomillo y tintura de benjuí, dejan nuestros pies frescos y olorosos.... a campo y no a queso.
Creo que en próxima le voy a poner un toque de mentol.... para los calores del verano.


Ingredientes: manteca de karité, aceite de ricino, aceite de almendras, áloe vera, infusión de salvia y caléndula, emulsionante, urea, bactipur, a.e. cedro, a.e. limón, a.e. tomillo, tintura de benjuí, vitamina E y conservante.



viernes, 30 de mayo de 2014

Jabón de lufa

Cuando hice este jabón en Blogueros Jaboneros se había propuesto hacer un jabón de película. Andaba bastante liada y no me presente, pero cuando le desmolde me vino a la cabeza la película de Shrek, tenia un color pardusco que me recordó a Shrek bañándose en la charca....jejee.
Pero después al ir secándose le ha quedado un bonito color verde y un olor fresco a menta, nada que ver con la charca de lodo, aunque el pobre no sea una preciosidad de jabón.
Es un jabón pensado para el verano, con esponja natural incluida. 
Con oleato de caléndula en aceite de oliva, aceites de coco, palma y ricino y manteca de cacao, que nutren la piel.
La lufa es el fruto de una planta perteneciente a las curcubitáceas. Son trepadoras y su fruto tiene forma de calabacín, las fibras de su interior es lo que da lugar a la lufa o esponja que es 100% natural, biodegradable y dermatológicamente con muy buenos resultados en su uso. Es un excelente exfoliante natural, suaviza la piel estimulando la circulación sanguínea y previene la celulitis.
En este jabón la incluí para así utilizar solamente la pastilla de jabón y ayudar a exfoliar las zonas donde suelen aparecer durezas o grietas como talones, codos y rodillas.
Al llevar el cordón se cuelga para su secado lo que alarga la vida tanto del jabón como de la lufa.
Le añadí espirulina un alga muy rica en proteínas (un 70%), aminoácidos, vitaminas, ácidos grasos esenciales y sales minerales. Por su gran riqueza de nutrientes es un estupendo regenerador del colágeno y  la elastina, mejorando la flexibilidad y elasticidad de la piel.
Además tiene un uso desodorante, le añadí polvo de alumbre y aceites esenciales que ayudan a mantener la piel fresca como la lavanda, romero, palmarosa y menta.



viernes, 20 de septiembre de 2013

Desodorante Natural

Uno de los problemas que más nos puede incomodar en un momento dado, aunque por experiencia creo que no hay mucha gente por ahí que le importe porque les canta el alerón que da gusto.... es el olor corporal y más en concreto el de las axilas.
El sudor en sí, es normalmente inodoro, el problema es su combinación con el sebo natural de la piel y las bacterias que nos habitan que lo fermentan.

Hoy en día hay muchos desodorantes y productos para enmascararlos y evitar el sudor. Y ahí está el problema los antitranspirantes (casi te cuesta encontrar un desodorante que no lo sea) utilizan los hidróxidos y cloruros de aluminio y circonio que taponan las glándulas sudoríparas y evitan que sudemos, pero no está nada claro el beneficio de ello.
Yo creo que cuando el cuerpo excreta sudor es porque necesita hacerlo, con él elimina toxinas y si las retenemos no debe ser bueno. Así que una buena higiene y un producto natural que no ayude a disimular o eliminar el olor. Aunque para algunas personas y en algunas etapas de la vida, que se lo digan a muchos adolescentes en plena revolución de hormonas.....

La Naturaleza muy sabiamente ha puesto a nuestro alcance ayuda.... la SALVIA. Entre sus múltiples propiedades y utilidades está la de regular la sudoración tanto en axilas como pies. Incluso es efectivo contra la halitosis. Se utiliza de forma externa e interna. Además es un potente bactericida, lo que también ayuda a mantener a raya la flora de nuestras axilas.
Otros métodos naturales son el ALUMBRE.  Se puede utilizar en bloque o en polvo. Es un sulfato doble de aluminio y potasio . Es 100% natural no contiene química , ni componentes tóxicos La piedra de alumbre forma parte de los rituales ancestrales de belleza de Oriente Medio . Hay canteras en Siria e incluso en nuestro país.
La piedra de alumbre tiene unas reconocidas cualidades tanto antisépticas como astringentes, tolerada hasta por las pieles más sensibles. Se usa principalmente como desodorante natural, el alumbre cierra los poros regulando la transpiración y neutralizando los malos olores, ya que inhibe la proliferación de bacterias que cusan el mal olor. Además tiene otros usos como cicatrizante.
Para evitar problemas el alumbre debe de ser de potasa.
Otro producto que nos puede ayudar con el problema de la sudoración es el BICARBONATO SÓDICO. Es un producto multiusos, pero en este caso es un buen aliado para evitar el mal olor y la excesiva transpiración.
Y con todos estos componentes combinados he hecho este desodorante.
Además le he añadido aceites esenciales que le dan un ligero perfume. Deja la piel de las axilas suave, no es pegajoso y además no mancha la ropa. Estoy contenta con el resultado, la verdad, nunca he tenido mucho problema con la sudoración pero como muchos nos aterra que el desodorante "nos abandone" en un momento dado....