Mostrando entradas con la etiqueta aceite de ricino. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aceite de ricino. Mostrar todas las entradas

martes, 2 de febrero de 2016

Aceite para Pestañas

La verdad es que es bien sencillo y simple, lo complicado es ser constante en su uso y tengo claro que dará sus resultados siempre y cuando se utilice. Para eso soy un poco desastre, lo mismo me ocurre con el fortalecedor de uñas, que solo me acuerdo de él cuando se me rompe alguna uña.


La idea me andaba rondando y un día por otro, ahí quedaba, hasta que vi una entrada de mimoko, una maestra en esto del pontingue, y me gusto la idea del aplicador. Pero lo dicho, hay que acordarse y ser constante que  es cuando se ven los resultados.
La base es un oleato de aceite de ricino y cola de caballo. Una combinación estupenda para el cabello y las uñas. 
La cola de caballo (Equisetum arvense) es rica en silicio y con propiedades fungicidas, anti-bacterianas, anti-inflamatorias, antioxidantes, calmantes, astrin-gentes y cicatrizantes.
El aceite de ricino (Ricinus communis) es un aceite vegetal muy emoliente con propiedades calmentes, curativas y purificantes.
La mezcla de ambos nos da un aceites verdoso con capacidad para fortalecer y estimular el crecimiento del cabello y las uñas y en este caso las pestañas.
Aceite de argán, que también fortalece por sus propiedades nutritivas.
Le añadí vitamina E y lo envase en un aplicador de rimmel que facilita su aplicación.
Ahora a usarlo que es lo que más me cuesta.

viernes, 14 de febrero de 2014

Uñas quebradizas

Los factores que causan la fragilidad de las uñas pueden ser múltiples: pequeñas lesiones, agentes que directamente  afectan a las uñas como detergentes,  enfermedades, hongos, déficit de vitaminas, medicación... Si el problema es de estos últimos se debería consultar al médico.
Pero si queremos mejorar su aspecto y su dureza este podría ser un buen tratamiento.


La verdad es que tengo prueba fehaciente de que funciona. Una persona muy cercana tenía problemas desde hace años con la uña de un pulgar, en cuanto le crecía un poco la uña se le abría quedándole la uña en dos, lo que a veces acaba enganchándose y levantándose la uña con lo doloroso que es.
Pues le hice un linimento que le sirviese como crema de manos y ¡voilá! la uña no se le rompe y está encantado. Así que me dije: "Si en crema funciona, por que no directamente sobre la uña" Y aquí está mi aceite para el tratamiento de uñas quebradizas.
El envase es un roll-on lo que facilita su aplicación sobre la uña, aplicando solo una pequeña cantidad que extenderemos con un masaje que facilita su penetración y estimula la microcirculación.
El aceite de ricino tiene entre sus múltiples propiedades la de mejorar el aspecto y salud del pelo y las uñas, además es emoliente y cicatrizante lo que ayudará a mejorar la piel de nuestros dedos y el contorno de la uña que suelen estar más secos y dañados.
En caso de ser propenso a contraer hongos el aceite de árbol de té es otra opción que ayudará a mantenerlos a raya. 
Lo importante como en cualquier tratamiento natural es la constancia, hacer de nuestro cuidado una rutina nos reportará a la larga beneficios.


Ingredientes: oleato de aceite de ricino y cola de caballo, vitamina E, aceites esenciales de eucalipto, ciprés y palmarrosa