Mostrando entradas con la etiqueta aceite de nuez. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aceite de nuez. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de enero de 2015

Crema de Rosas

Una crema sencilla donde las haya y además estupenda. Para todo tipo de pieles, incluidas las irritadas y sensibles, es ideal para los niños, y se puede utilizar desde la cara hasta el culete (aunque suene muy mal) porque se podría utilizar como crema del cambio del pañal en los más peques.


Con aceite de almendras, emoliente, nutritiva, suavizante, tonificante y calmante. Es muy eficaz en irritaciones, quemaduras, grietas y eczemas.
En este caso también le he añadido aceite de nuez que tiene un alto contenido graso que nutre  y evita la deshidratación de la piel. Tiene un alto porcentaje de vitamina E o tocoferol lo que le confiere propiedades antioxidantes y antienvejecimiento. La precaución que hay que tener es comprobar que no lo va a utilizar una persona alérgica a los frutos secos, pues podría reaccionar a este aceite.

Estupenda para proteger el rostro de los peques en estos días de frío y viento, queda una crema consistente pero que se extiende y absorbe muy bien (los peques tienen poca paciencia a la hora de darse las cremas y menos en la cara)
Como la niña que va a utilizarla ya tiene 6 años le añadí fragancia de rosas pues es el agua que lleva y le queda una aroma muy suave.


Ingredientes: aceites de almendras y nuez, agua de rosas, cera lanette, alcohol cetílico, sharomix y fragancia de rosas


martes, 21 de octubre de 2014

Corporal de Nuez y Plátano

Para cuidar la piel ahora que con el otoño empezamos a esconderla debajo de la ropa de abrigo y no por eso tenemos que descuidarla.
Para aportarla nutrición e hidratación he optado por las mantecas de cacao y karité que además le dan consistencia a la crema. También lleva aceite de nuez, que la  probé por casualidad y me encanta. Tiene gran cantidad de vitamina E y el omega 3 que contiene ayuda a desinflamar irritaciones  de los problemas de la piel como los eccemas.
Le ha quedado una textura suave, consistente, se extiende estupendamente y deja la piel fantástica. A las corporales me gusta añadirles urea, ayuda a hidratar la piel y evita la hiperqueratosis, los molestos granitos y el vello que se enquista, además de ser estupenda para los talones.
Siempre me gusta enriquecer el agua de las cremas con hidrolatos e infusiones, en este caso de tila, manzanilla, caléndula y té verde.
Le quedo un tono que acompaña al aroma a plátano, dan ganas de meter el dedo y comérsela.







domingo, 29 de junio de 2014

Crema Corporal de Hibisco y Nuez


Ya le tenía yo ganas a esta crema. La formulé hace tiempo y no había podido hacerla. Ha quedado con un precioso color, una textura suave, untuosa y un aroma que me encanta....
No lleva muchos ingredientes, a veces menos es más.
La manteca de karité es emoliente que protege de la radiación solar y la intemperie, proporciona una textura suave y aterciopelada a la piel. Además ayuda a la cicatrización de irritaciones superficiales, quemaduras leves y cortes. Calma las pieles irritadas y con ezcema..El aceite de nuez tiene un elevado contenido en vitamina E, por lo que tiene propiedades nutritivas, antioxidantes y antienvejecimiento. También protege de los rayos solares y alivia las quemaduras solares. Es rico en minerales y ácidos grasos poliinsaturados que poseen propiedades antiinflamatoria. Es ideal para  pieles secas y escamosas, calma las pieles irritadas con dermatitis y psoriasis. 


Con infusión de caléndula, manzanilla e hibisco, que le proporciona el color además de ser también calmantes, hidratantes y antioxidantes. Le he añadido urea que hidrata y ayuda con la hiperqueratosis, lo que le proporciona a la piel una textura suave y aterciopelada. 
El aroma delicado se lo proporciona la fragancia de madreselva, azahar, vainilla y a.e. de citronela.
Supongo que el color con el tiempo se vuelva más marrón...es lo que tiene utilizar un colorante natural.
PD: Tengo que decir que después del tiempo no cogió color marrón, siguió con ese estupendo tono rosado.


Ingredientes: manteca de karité, aceite de nuez, infusión de caléndula, manzanilla e hibisco, cera lanette, urea, alcohol cetílico, fragancias de madreselva, azahar y vainilla, a.e. citronella, sharomix