lunes, 9 de septiembre de 2013

Manteca de Karité Batida



Vuelvo a insistir con la manteca de karité batida. Me encanta. Deja la piel divinamente, suave e hidratada, se absorbe muy bien y la sensación de que la piel está nutrida es más duradera que con otras cremas. Y el aroma....ummmm, como trabajan los sentidos...
Es muy versátil, podemos añadir los aceites que más nos convengan o nos gusten.
Ahora que volvemos a la rutina y nuestra piel está machacada por el sol, el agua, el cloro, es una manera fantástica de ayudarla y si la hemos estado cuidando durante el verano no nos olvidemos de ella en cuanto la tapemos con ropa de abrigo, le encanta que la mimen.
 



2 comentarios:

  1. Ana que pinta tan estupenda tiene, nunca he hecho manteca batida y os veo de hacerla continuamente, creo que me voy a animar un día de estos y haré una.
    Besos ^__^

    ResponderEliminar
  2. Pues anímate porque es muy agradecida, mi cuñada dice que nunca a tenido las piernas y los talones como ahora que la usa...Eso si, una vez que empiezas no vas a parar de hacerla, y no comiences a regalarla...

    ResponderEliminar